no disparen al mensajero

16 noviembre, 2011

Francho Barón, corresponsal de la Cadena Ser en Brasil

Filed under: Brasil — nodisparenalmensajero @ 23:18
Tags: , , , , , , ,

“La corrupción a nivel político y también a pequeña escala es el puro reflejo de la idiosincrasia popular brasileña”

Francho Barón es un joven periodista con currículum de veterano. Después de terminar Periodismo en Salamanca (España) y un máster de Relaciones Internacionales en la Sorbona (París), fue el corresponsal de Radio Televisión de Andalucía en Bruselas durante seis años. En 2006 decidió cambiar la tranquilidad de Europa por la inestabilidad de América, continente en el que ha cubierto intentos de golpe de Estado, varias elecciones y cumbres Iberoamericanas, entre otros acontecimientos. Actualmente reside en Rio de Janeiro, donde trabaja como corresponsal de la emisora Cadena Ser (España) y el canal Televisa (México), y como colaborador del diario El País (España), Radio France Internacional (Francia) y Deutsche Welle (Alemania).

¿Tras seis años viviendo en Brasil, qué le sorprende aún de este país?

Por un lado la exuberancia de la naturaleza, y por el otro la desigualdad y pobreza. En Rio, desafortunadamente, todo el mundo está acostumbrado a estar anestesiado ante ciertas imágenes cotidianas. Yo hago un esfuerzo diario para seguir impresionando con ese tipo de cosas; no me resigno a tomarlas como algo que hay que aceptar porque sí.

¿Qué le empujó a venir a Brasil para trabajar como periodista?

Principalmente el profundo amor que le tengo a la cultura de este país. Soy un apasionado de la música brasileña desde hace muchos años. Antes de instalarme venía todos los años para pasar dos meses y conocer a los músicos y asistir a conciertos. Ese proceso paulatino me llevó a decidir un día venir a vivir aquí.

¿Es realmente la tierra de las oportunidades del momento, tal y como se empieza a ver desde otras latitudes?

Si no hubiera todas las trabas burocráticas que existen para vivir y hacer negocios aquí, sí que lo sería. En tu día a día lo ves, hay muchos nichos de mercado aún. Un empresario con un poco de dinero y visión puede hacer negocios; te lo dicen los inmigrantes que vinieron aquí hace cincuenta años. Aquí se puede ganar mucho dinero.

A nivel periodístico, ¿es también un gran destino?

No tanto. Nosotros no hacemos un gran negocio, sólo vendemos información. Hoy día, sin duda alguna, sale mucha más información para el mundo que hace diez años, en gran parte gracias al ex presidente Lula, que puso el país en la picota, y también por la evolución socio-económica de los últimos años.

¿Las noticias que interesan fuera de Brasil son las mismas que importan dentro del país?

Cada vez más. Hace años las cuestiones muy específicas de política interna no interesaban fuera, pero ahora se hace un seguimiento específico de la política nacional. Cada vez nos aproximamos más a la agenda de la prensa brasileña. Hay unos grandes temas que siempre están presentes en la agenda mediática: política exterior; petróleo; violencia; desigualdad; y el Amazonas. Pero en cambio, hoy también hay periodistas extranjeros que siguen noticias de clave nacional que empiezan a interesar a lectores de otros países.

¿En los seis años que lleva residiendo en Rio de Janeiro, cree que ha cambiado en algo el país?

Radicalmente. Cuando yo llegué a Rio la ciudad era muy insegura y no se había pacificado ninguna favela. Con el tiempo se ha sofisticado el país; el comercio y el mercado inmobiliario han experimentado un boom brutal; la población tiene la autoestima mucho más alta…hace seis años el brasileño es el que se iba a España a buscar trabajo; hoy el brasileño está muy orgulloso de su condición nacional. El auge económico del país, que en los próximos cinco años aquí se vayan a celebrar Juegos Olímpicos y un Mundial y la reducción de la desigualdad son factores que han mejorado la calidad de vida y autoestima de los brasileños.

¿Este crecimiento se ha dado en todo el país?

Hay zonas que se ha mejorado en menor medida, pero también han mejorado. El proceso ha sido muy evidente en zonas urbanas como São Paulo o Rio de Janeiro, pero es evidente que un habitante del Sertão hoy recibe un par de ayudas del Estado a cambio de escolarizar sus hijos, y esos niños tendrán una educación básica a medio-largo plazo que les permitirá mejorar la calidad de vida que tenían sus padres. No se trata exclusivamente de políticas asistencialistas, sino de un entramado horizontal que toca muchos aspectos del día a día del brasileño. La mejora en el aspecto educativo, gracias a una apuesta muy arriesgada y potente del gobierno de Lula, ya se está viendo, incluso en zonas más desfavorecidas.

Francho Barón en su lugar de trabajo, desde donde informa para diferentes medios de lo que sucede en Brasil

¿Cuál es el principal problema que tiene actualmente Brasil?

Creo que el problema fundamental, del que después derivan otros que también son importantes, es la corrupción. La corrupción a nivel político y también a pequeña escala es el puro reflejo de una idiosincrasia popular. No sólo algunos políticos o policías son corruptos en este país, cualquier ciudadano tiene un alto grado de posibilidades de corromperse, y eso se debe a la laxitud con la que aquí se ve la vida en general, la falta de rigidez. Esa mentalidad se reproduce desde la pequeña escala hasta las más altas esferas. ¿En qué deriva eso? Pues en muchas cosas: el Parlamento no funciona como tiene que funcionar y no se legisla como se debería legislar, por ejemplo, y se acaban aprobando leyes que sólo benefician a unos pocos que hacen grupo de presión. Tienes otras muchas formas de corrupción: ¿qué intereses hay en la construcción de la hidroeléctrica de Belo Monte? ¿Por qué en Rio de Janeiro no llega el metro a determinadas zonas? Pues porque aquí hay una mafia que tiene conexión con el poder que no permiten que haya metro.

¿Cómo se puede cambiar la mentalidad de los brasileños en este sentido?

Es de muy difícil solución. Es una cuestión generacional, cultural y educativa. Aquí falta educación cívica, sobre todo si lo comparamos con los estandartes europeos. Tal vez se erradique disminuyendo la desigualdad en el país y garantizando mejores sueldos. Ése puede ser un buen comienzo.

¿Cuál es la otra cara de la moneda? ¿Qué virtud tiene Brasil que lo hace diferente de los demás países?

La simpatía natural que tienen y su capacidad para la improvisación. A veces improvisan de manera chapucera, pero muy a menudo es necesaria esta tercera vía, y eso en determinadas sociedades no se entiende. Aquí siempre se resuelve toda situación, siempre hay un plan B. A eso le llaman jeitinho.

A parte de este crecimiento económico, el  país sigue estando muy atrás en algunos rankings mundiales. Se ha conocido recientemente que está el número 84 en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) que publica la ONU. ¿Se ha cantado victoria antes de tiempo?

Efectivamente. Aunque se haya reducido la diferencia entre los que más tienen y los que menos, ese margen continúa siendo obsceno. Brasil tiene aún mucho camino que recorrer, por muchos discursos triunfalistas que recite el gobierno.

Así pues, ¿se peca de optimismo?

Sí, es natural en el brasileño.

¿Qué lo diferencia de otros países de peso en América como Argentina o México?

Con Argentina no hay comparación. Por la desproporción demográfica y por la musculatura económica que tienen ambos. Brasil ha estado muy limitado por sus políticos muchas décadas. Lula ha sabido colocar a este país donde le corresponde, ni más ni menos. Argentina es un país de corte medio y Brasil es una potencia. En Europa no hay comparación igual. Y respecto a México, creo que ha perdido su oportunidad. Podría ser una gran potencia americana, ayudado por su vecino, los Estados Unidos, pero no lo es. Brasil en cambio tiene un papel hegemónico en América Latina, marca la piedra de toque. Actualmente no se mueve una mosca en el continente sin la aprobación de Brasil.

¿Cuál es el mejor legado de Lula?

Lo mejor que ha dejado es un progreso económico que lleva implícito un desarrollo social.

¿Y qué se le ha quedado en el tintero?

Las grandes cuentas pendientes son la reforma agraria (su gran promesa no cumplida), y la mejora de la educación y la sanidad pública. Entiendo, sin embargo, que ocho años de gobierno han sido pocos para un país que tenía las deficiencias de Brasil.

¿Cuáles son los objetivos principales de su sucesora, Dilma Rousseff?

Profundizar en la tarea iniciada por Lula. El nuevo programa estrella de Dilma, Brasil Sin Miseria, es la continuación de los programas sociales que ya ha aplicado Lula en las dos anteriores legislaturas. Ahora se parte de la base que en este país ya no hay hambre, por lo que se va a intentar mejorar la calidad de vida de la población que vive en condiciones precarias s sin olvidar que el país tiene que seguir creciendo de manera fuerte, como ha hecho hasta ahora. Creo que Brasil les está dando una gran lección a algunos países de izquierdas que han querido llevar al extremo su visión de la política.

¿Es más dura Dilma con la corrupción de lo que fue Lula?

Sin duda alguna. Este es un elemento diferenciador entre ambos. Lula tenía un cierto grado de tolerancia en casos de corrupción, en cambio Dilma está haciendo dimitir a muchos ministros sólo por el hecho de que haya sospecha de culpabilidad, aun sin estar probada en los tribunales.

¿Logrará zafarse de la sombra de Lula?

Creo que ya lo ha hecho. Empezó el mandato siendo una marioneta de Lula, pero ahora no es así. Con esta retahíla de dimisiones se ha quitado de en medio las hipotecas que le había dejado Lula. Su gobierno cada vez tiene más ritmo propio, y tiene mucho mérito ya que es muy complicado sacudir-se la sombra de un político como Lula. Hay que tener en cuenta que cuando Lula se retiró tenía un 80% de popularidad y era adorado por la gente. Dilma tiene un perfil más técnico, de gestión. No tiene el carisma de Lula pero va al grano y parece eficaz.

A Barón se le acumulará el trabajo los próximos años, cuando Brasil acoja primero el Mundial de Fútbol (2014) y después los Juegos Olímpicos (2016)

¿Cómo valora el sector periodístico del país? ¿Goza de buena salud?

La prensa en Brasil tiene unos estándares de profesionalidad muy altos, sobre todo comparado con el entorno geográfico, y hay dinero para invertir en medios técnicos. Sin embargo, hay el mismo clientelismo que puede existir en otros países.

El oficio de periodista aquí es más peligroso que en otros países…

Sí, el riesgo que asumes cuando entras en zonas con gente armada y drogada es mucho mayor que trabajando en la Comisión Europea, por ejemplo. Quien asume más riesgo es el periodista que entra en zonas conflictivas, no sólo en Brasil.

Cuéntenos que le pasó cuando cubría una información en la favela Morro dos Macacos.

Dos días después de la invasión del Morro dos Macacos, donde los narcos derribaron un helicóptero de la policía por primera vez, fui a hacer un trabajo de campo. El gobernador del Estado de Rio de Janeiro había afirmado que la situación en la favela se había normalizado, y yo me desplacé para comprobarlo. Tomé mis precauciones, pero la situación estaba tan tensa que me interceptó un grupo de narcos, me retuvo y amenazó de muerte. Finalmente les pude convencer de que era periodista y me dejaron ir.

¿Esta experiencia le ha condicionado en trabajos posteriores?

No me ha condicionado a la hora de plantearme si cubro noticias como esta; las sigo cubriendo. En cambio, sí que me condicionó psicológicamente la manera de enfrentarme a esas coberturas. Antes no era consciente el riesgo que asumía; ahora, sin embargo, lo tengo muy presente.

¿Qué lectura nos recomienda para entender este país?

Pues primeramente el libro O povo brasileiro, de Darcy Ribeiro. Pero también a João Guimarães Rosa y la poesía de Mário de Andrade. Y de cine recomendaría ver las películas de Fernando Meirelles; Walter Salles; Globe Rocha, y el documental ‘Noticias de una guerra particular’.

A Francho Barón se le puede seguir en:

En la emisora de radio  Cadena Ser

En el diario El País 

Y a través de twitter: @franchobaron

Anuncios

10 comentarios »

  1. Muy interesante la entrevista, Dani. Creo que el ciudadano medio desconoce bastante -o mucho- la realidad de países como Brasil. A ver si con estos artículos nos acercamos un poco. Me alegra leer de alguien imparcial, como Francho Barón, que la sucesora de Lula tiene buena pinta. Esperemos que, en efecto, se consiga ese Brasil sin miseria.

    Saludos!
    Pruden

    Comentario por Los apuntes del viajero — 17 noviembre, 2011 @ 12:43 | Responder

    • Gracias Pruden. Me he dado cuenta viajando por Brasil que aunque es uno de los países de los que más se habla en Europa y el mundo sólo conocemos sus tópicos. Me alegra que tú también estés descubriendo un país tan interesante como este. En breve colgaré las entrevistas que he realizado a periodistas brasileños.

      Un abrazo.

      Comentario por nodisparenalmensajero — 18 noviembre, 2011 @ 23:51 | Responder

  2. Imparcial ?? No lo creo , sus oPiniones son muy vagas, vivir tantos años en América y hacer comentarios muy superficiales.
    Periodista de derecha !!

    Comentario por Alejandro — 17 noviembre, 2011 @ 14:07 | Responder

    • No creo que nadie sea del todo imparcial, y así debe ser. Si las respuestas del entrevistado le parecen vagas, tal vez sea porque las preguntas que le formulé fueron poco precisas y bastante generales. Pretendo que el blog interese a una amplia capa de la población y que no sea una bitácora de entrevistas muy específicas sólo para entendidos en la materia. No obstante, espero que lea las próximas entregas. Saludos.

      Comentario por nodisparenalmensajero — 18 noviembre, 2011 @ 23:49 | Responder

    • Hola Alejandro. Con imparcial no quiero decir que no tenga un punto de vista propio, como todo el mundo. Pero al menos en esta entrevista no se debía a nadie, creo yo. No creo que nadie sobre los que toma parte -o deja de tomar- le esté pagando por expresar estas opiniones. Lo de periodista de derecha no lo entiendo muy bien… Saludos!

      Comentario por Los apuntes del viajero — 19 noviembre, 2011 @ 14:14 | Responder

  3. Sou brasileira NATA E HOJE MORO NA ESPANHA-ANDALUZIA- EM UMA CIDADEZINHA ENCOSTADA À GIBRALTAR.
    LI SEU ARTIGO PUBLICADO NO16/11 SOBRE A CORRUPÇÃO NO BRASIL E CONFESSO QUE ESTE É UM DOS GRANDES PROBLEMAS QUE ASSOLAM A ECONOMIA BRASILEIRA E OS BRASILEIROS. NÃO HA COMO NEGAR ISTO. NO ENTANTO TODOS NÓS SABEMOS QUE ESTE PROBLEMA FAZ PARTE DA CULTURA BRASILEIRA E TEVE SUA ORIGEM NO SISTEMA COLONIAL HERDADO DOS PORTUGUESES QUANDO DA DESCOBERTA DO PAIS. ESTA COLONIZAÇÃO PERDUROU POR SECULOS E COMO TAL ,OS HABITOS E COSTUMES FORAM TRANSMITIDOS DE PAI PARA FILHO. ESTA SITUAÇÃO NÃO FOI DIFERENTE E PERSISTE EM PAISES DA AMERICA DO SUL CONQUISTADOS PELOS ESPANHOIS.
    DITO ISTO, GOSTARIA DE SABER SE OS SENHORES DISPOEM DE UM JORNALISTA QUE ESTEJA DISPOSTO A DESCREVER PARA NÓS BRASILEIROS, ARTIGO SOBRE A CORRUPÇÃO QUE VIGORA NESTA PARTE DA ESPANHA, COM BASE EM DEPOIMENTO VIVO? maryla_e@hotmail.com

    Comentario por maryla Einhorn da Silva — 1 enero, 2012 @ 19:04 | Responder

    • Apreciada Maryla,

      le pido disculpas por contestarle en español, pues no domino el portugués. La corrupción, muy arraigada en países latinoamericanos como Brasil, también está presente en otros países, incluso europeos. Sólo hace falta leer las noticias de los últimos años de países como España o Italia. Tal vez la diferencia fundamental, o así lo veo yo, es que en Europa (continente que mejor conozco) la corrupción está básicamente ligada al mundo de la política y rara vez trasciende a otros sectores. En otros países por desgracia el ciudadano no sólo no puede confiar en algunos políticos sino tampoco en la Policía o los jueces. Y esa es una situación lamentable.
      No entendí muy bien el final de su escrito. Creo que los medios de comunicación brasileños y también extranjeros ya dan buena cobertura de los casos de corrupción que se destapan en su país. ¿Me equivoco?
      Un abrazo,
      Daniel

      Comentario por nodisparenalmensajero — 13 enero, 2012 @ 02:54 | Responder

  4. Sou brasileira NATA, E HOJE MORO NA ESPANHA-ANDALUZIA- EM UMA CIDADEZINHA ENCOSTADA À GIBRALTAR.
    LI SEU ARTIGO PUBLICADO NO16/11 SOBRE A CORRUPÇÃO NO BRASIL E CONFESSO QUE ESTE É UM DOS GRANDES PROBLEMAS QUE ASSOLAM A ECONOMIA BRASILEIRA E OS BRASILEIROS. NÃO HA COMO NEGAR ISTO. NO ENTANTO TODOS NÓS SABEMOS QUE ESTE PROBLEMA FAZ PARTE DA CULTURA BRASILEIRA E TEVE SUA ORIGEM NO SISTEMA COLONIAL HERDADO DOS PORTUGUESES QUANDO DA DESCOBERTA DO PAIS. ESTA COLONIZAÇÃO PERDUROU POR SECULOS E COMO TAL ,OS HABITOS E COSTUMES FORAM TRANSMITIDOS DE PAI PARA FILHO. ESTA SITUAÇÃO NÃO FOI DIFERENTE E PERSISTE EM PAISES DA AMERICA DO SUL CONQUISTADOS PELOS ESPANHOIS.
    DITO ISTO, GOSTARIA DE SABER SE OS SENHORES DISPOEM DE UM JORNALISTA QUE ESTEJA DISPOSTO A DESCREVER PARA NÓS BRASILEIROS, ARTIGO SOBRE A CORRUPÇÃO QUE VIGORA NESTA PARTE DA ESPANHA, COM BASE EM DEPOIMENTO VIVO?

    Comentario por maryla Einhorn da Silva — 1 enero, 2012 @ 19:06 | Responder

  5. Francho Barón, aunque no le guste, pues se autodefine como apolítico, siempre ha sido un periodista de derechas, pero con un estilo y una vida muy de izquierdas. Basta leerle cuando escribía en la Razón para darse cuenta de ello. Es un pive carismático.

    Comentario por Rio_Gallegos — 25 junio, 2012 @ 20:13 | Responder

  6. Despues de ver las cosas que dice sobre Venezuela me he convencido de que es un reaccionario. No es nada revolucionario.

    Comentario por Patria o Muerte, ¡Viva Cuba! — 28 septiembre, 2013 @ 17:18 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: